domingo, 23 de noviembre de 2014

El rebozuelo, posibles confusiones y usos de una seta deliciosa



Gallego: “Moito tes que saber para cogumelos comer”
Español: Mucho tienes que saber si setas quieres comer


Los cantharellus cibarius o rebozuelos (cantarelas, en gallego) son setas de un gran valor culinario, que conviven y perviven aún después de que otros hongos como el afamado boletus, hayan terminado su ciclo todavía se puede encontrar en los bosques. Además, estas setas son fuente de vitaminas B1, C, E y niacina (B3), además de algunos minerales, como calcio y potasio.
Los rebozuelos suelen crecer cerca de pinos y robledales. Tienen color que va del amarillo al  naranja, aunque el tronco puede ser algo más claro, hasta alcanzar incluso el color crema. El sombrero es irregular, con el borde frecuentemente doblado hacia abajo, pudiendo ser plano o con la parte central cóncava.



Los pliegues son sinuosos, y muy importante, empiezan desde el tronco de modo aleatorio. Otra característica clave es que dichos pliegues se bifurcan. Al romper la seta se ve su carne, de un color naranja vivo, y desprende un olor dulce y agradable, similar al del melocotón.


Confusiones
Se puede confundir con otra especie, que también huele de modo afrutado, y que es el Hygrophoropsis aurantiaca, o falso rebozuelo, una especie no comestible, por su escaso sabor. Como el sombrero e esta seta es similar al del rebozuelo y crece en entornos similares como  pinares, para evitar la confusión hay que fijarse en el tronco, que es mucho más fino y de color más oscuro,  mientras que el del rebozuelo puede ser del mismo color o más claro, y bastante más ancho que este higróforo. Además, en el Hygrophoropsis aurantiaca, las láminas empiezan a partir de una zona muy definida, siendo además, más finas y más densas.

Estos no son rebozuelos

Para evitar confusión con otras especies, hay que fijarse en la bifurcación de los pliegues y en su comienzo irregular des éstos desde el tronco – si no tiene alguna de estas características no son rebozuelos, por lo que debes deshacerte de ellos.

Otra posible confusión de rebozuelo es el Omphalotus olearius, que es tóxica, pero esta seta crece sobre madera y no en tierra como el rebozuelo.

_______________________________________________

Una receta rápida: Revuelto de rebozuelos

Para dos personas, necesitaremos tres huevos, 100 ml de nata y l00 gramos de setas previamente limpiadas y cortadas en trozos. Se fríen previamente las setas para que se ablanden, en un poco de aceite. Cuando alcancen la textura deseada (que depende tel tamaño de los trozos y de las setas originales: cuanto más grandes, más tiempo necesitarán), se añaden los huevos, se revuelven y a continuación se vierte la nata para aportar cremosidad al conjunto, junto con la sal y la pimienta, y se emplata
Consejo: El añadido de la nata leda una textura muy cremosa al revuelto

El rebozuelo se conserva bien congelado, preferiblemente cortado en trozos. 


Bó proveito!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada