sábado, 3 de septiembre de 2016

Bonito del norte se escribe con b de Burela

Setembro, ou levas as pontes, ou secas as fontes

 

Septiembre, o te llevas los puentes, o secas las fuentes

 

Credits: Wikipedia

Al bonito del norte se le conoce con el nombre del príncipe azul del mar, por su sabor, sus cualidades gastronómicas y la calidad de su carne. Y en el norte de la costa gallega, concretamente en Burela, se encuentra el puerto bonitero más importante de todo la cornisa cantábrica, y en consecuencia, de toda España. Burela, todo un referente en la pesca del bonito y la merluza, entre otras especies, cuenta con una rica historia que se remonta a la población castrexa costera de O Chao do Castro, donde tuvo lugar el hallazgo del famoso torques de Burela, una de las joyas de la cultura ancestral galaica más importante. Durante la época medieval, los muelles burelenses fueron un puerto ballenero de renombre, y junto a barcos vascos pescaban y procesaban la carne y el aceite de las ballenas. La extinción de la ballena blanca del litoral cantábrico en el siglo XVIII, provoca una crisis en la economía del territorio. A finales del XIX la industria conservera, la pesca de bajura y el interés por la pesca del bonito recuperan el dinamismo industrial de la zona, que se mantiene en nuestros días, siendo la primera referencia  en toda España en cuanto a la pesca del bonito del norte, más valorado incluso que el famoso atún rojo.

El tipo de pesca del bonito de Burela se realiza de modo sostenible, con antiguas artes de pesca como es la llamada técnica del curricán, consistente en pescar con una larga caña de cinco metros, hecha de una madera resistente y flexible en la que se cuelga un anzuelo para ir pescando pez a pez, sin redes, de manera que las capturas son seleccionadas, sin dañar a otras especies y sin alterar los fondos marinos. En la actualidad estos barcos emplean cerdas plásticas de llamativos colores para ocultar el anzuelo en sus cañas. Antiguamente, en esta técnica se empleaban las hojas del maíz, cortándolas en tiras para ocultar el anzuelo y atraer al bonito.


La campaña pesquera del bonito del norte en Burela comienza a mediados de junio y termina en septiembre, cubriendo la época estival y teniendo su colofón el primer fin de semana de agosto con  “A feira do Bonito”, una fiesta de exaltación gastronómica de éste y otros productos gallegos en pleno muelle burelense. Bonito a la plancha, cocido, en empanada, con tomate... y en rollo, una deliciosa receta propia de esta zona de la mariña de Lugo, cuya elaboración comentaremos en un próximo post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada